More than Muses

Baile de los trajes

Edited by Rayla Anderson, Yazmin Roman, and Maya Mortensen

Baile

Personas que hablan en él:

 

Venus

El Amor

Tres mujeres

Dos hombres

Músicos 

 

Salen Venus y el Amor.

 

VENUS:    

¿De qué lloras niño hermoso?

Refiéreme tu tormento,

dame parte de tus ansias.

Mira que está padeciendo 

el corazón unas ansias      

en lo que duda el deseo.

Dime pues lo que te aflige;

no me tengas más suspenso     

el entendimiento que 

juzga más en los recelos.

 

AMOR:

¡Ay, infelice de mí!1We preserve the archaic spelling of infelice to maintain the metrical pattern (syllable count).

que en mi pasión no hallo medio,

y así resuelven mis ansias

 todas dejarse al silencio. 

 

VENUS:

No es ése bien medio, Amor,

para encontrar el remedio;

y así, di lo que te aflige.

 

AMOR: 

Ya he dicho que me resolvió

a tener siempre guardado

este dolor en el pecho.

 

VENUS:

Ya que mis ansias no obligan.

Habrá de entrar el precepto.

 

AMOR: 

Para que pongas en estado

al que yo juzgué respeto

de inobediencia, diré

que mi mal mas ya no puedo

proseguir, porque me falta 

la respiración, y el fuego,

que me abraza el corazón,

me detiene los alientos.

 

VENUS:

Prosigue, y no se desmaye   

el valor a los primeros

acentos de la razón.

 

AMOR:

Digo pues que ya mi imperio,

poder y grandeza están 

en tan sumo abatimiento

que no aprovechan mis armas

desde que se introdujeron 

unas modas en España

y así deja, pues que viendo

estoy, de mi monarquía  

tan postrados los esfuerzos

que sienta, llore y suspire.

 

VENUS:

¡Qué vanos son tus recelos! 

Y porque te desengañes 

atiende, que mis acentos,

acordándote quien eres, 

te harán saber tus trofeos. 

Tú eres Amor, el que osado (Canta.)

llegaste al solio supremo 

de las divinas deidades

a turbar de su paz todo el sosiego.

tú al poderoso Jobe2Se refiere a Jobe, el figura central del Libro de Jobe en la Biblia Santa.

hiciste que del regio 

dosel de su grandeza

descendiese a lo humilde de un deseo. 

Tú esa antorcha brillante

que ilustra todo el cielo 

herido de tus flechas 

sujetaste a vivir sin lucimiento.

Tu fuerte arpón hirió 

el atezado3bronceado pecho 

de Plutón, que sus ansias, 

hicieron más activos los incendios.

Tú el tridente altivo

del cristalino reino,

¿no hiciste con tus iras

que fuesen las espumas vivo fuego?

Y así de tus ansias 

templa el recelo, 

porque nadie puede 

arruinar tu imperio.

 

AMOR:

Veo que tienes razón,

pero yo nunca la encuentro

para aliviar mi dolor

por más que busco el consuelo.

                         

Sale una mujer.

 

MUJER:

¿Vive Amor en esta casa?

Decidlo por dios os ruego

porque me trae un temor 

a buscarle que ya tiempo

que aflige mi corazón

mas ya proseguir no puedo.

 

VENUS:

Aqui vive, proseguid.

 

MUJER:

Digo pues Venus que quiero

que venga un rato conmigo

porque ya mi pensamiento

se cansa en una porfía,

y solo Amor el remedio

puede dar a mi esperanza.

 

VENUS:

¿No has visto Amor ya cuan presto

se han valido de tus armas?

 

Salen los dos hombres.

 

HOMBRE 1:

Dime, amigo Don Lorenzo,

¿estás mejor de tus ansias?

 

HOMBRE 2:

¡Qué siempre has de estar Don Juan

gastando tan buena chanza!

 

Salen el Amor y la Mujer, y los hombres no reparan en la mujer ni en el Amor, y están como hablando.

 

AMOR:

Dime por no errar el tiro 

de la flecha que en la aljaba4caja portátil para flechas

tengo puesta el que ha de ser

hoy sacrificio a tus aras((altar donde se celebran ritos religiosos)).

 

MUJER:

El que está a la mano derecha. 

 

Pone el Amor la flecha en el arco y queda como suspenso.

 

AMOR:

Pero ¡ay de mí! que turbada 

la acción, tímido el brazo,

torció el impulso, que airada 

violencia es la que detiene 

el fuerte impulso a mi saña.

 

Pone otra flecha y sucede lo mismo. 

 

Quiero ver ésta que tiene

más ligereza y dorada

la punta, que siempre el oro

es el que más avasalla.

¿Qué es esto, piadosos cielos? 

¿Hasta dónde mi desgracia

a de llegar? ¡Qué congoja!

 

MUJER:

¡Qué infeliz y desgraciada 

que soy! ¡Ay, Amor! 

 

AMOR:

                               Ya lo veo 

pero aún es más tirana 

la fortuna para mí,

pues me obliga a que me vaya. (Vase)

 

HOMBRE 1:

La que está ahí me parece,

debe ser Doña Esperanza.

Vamos por otro camino.

 

HOMBRE 2:

Cierto que son cosas raras

las vuestras. ¿Eso qué importa?

 

HOMBRE 1:

No quiero se persuada 

que me cuesta algún cuidado. 

 

Sale la segunda mujer vendiendo lo que dicen los versos.

 

MUJER 2:

Hay quien compre escarapelas,5Una discusión donde los participantes tienden a insultarse. Típicamente ocurre entre mujeres. 

inflamaciones y rabia.

Pícame-el-cor6Cor es una manera anticuada de decir corazón.  y furor,

¿mírame-lindo y pedradas?

 

MUJER 1:

Aunque con tanto disgusto 

me coge, quiero compra[r]las.

Venga quien vende los trajes.

 

MUJER 2:

¿Es uste’, Reina, quien llama? 

 

MUJER 1:

Si, vaya diciendo los precios. 

 

MUJER 2: 

Escogiendo uste’ vaya

los que sean de su gusto. 

 

MUJER 1:

Venga el furor y la rabia.

 

Vanse acercando los hombres hacia donde están las mujeres y reparan con cuidado.

 

Que hubo de ser el primero 

que mi deseo llevara.

En fin, como tengo celos,7En este caso, tener celos se usa de una manera positiva que significa tener mucho entusiasmo. 

hacia el furor van mis ansias. 

Ahora el pícame-cor. 

 

HOMBRE 1:

¡Que me hiere, que me mata!

 

MUJER 1:

Pedrada y escarapela. 

 

HOMBRE 1:

¡Ay! Que me acierta en el alma.

 

MUJER 1:

Ahora el mírame-lindo.

 

HOMBRE 1:

¡Qúe nuevo afecto! ¡Qúe nueva ansia

va labrando en mi pasión!

Que estando tan mal hallada 

en el pecho la congoja 

es más tormento el dejarla. 

Don Lorenzo, yo me muero. 

Ya logró la soberana

belleza ser homicida

de esta vida que a tus plantas (Vase a la mujer.)

rendido ofrece. 

 

MUJER 1:

                       No,

no prosigais que me basta

para usar de mis desprecios 

y así me retiro airada8enojada 

avisando a vuestro error

que el no tomar más venganza

es que os dejo por quien sois 

y me retiro enfadada. (Vase.)

 

HOMBRE 2: 

Huélgome veros rendido 

y que ya probéis las mañas

y las burlas del Amor.

 

Sale Venus cantando.

 

VENUS: 

Buscando vengo al Amor, (Canta.)

que ha rato que no le veo

y está impaciente el deseo 

ausente de su favor 

díganme, señores,

si han visto al Amor. 

 

HOMBRE 1:

Yo le he visto, hermosa Venus. 

 

HOMBRE 2:

¿Qué dices? Que es ilusión

que te fingen tus deseos.  

 

HOMBRE 1:

Digo que he visto al Amor.

 

HOMBRE 2:

Mira, Venus, que se engaña.

 

VENUS:

En vuestra contradicción 

se halla en más dudas mi pena  

y así decid del Amor

las señas para que os crea.

 

HOMBRE 1:

Es Amor desasosiego

que avasalla el corazón,  

atropella la razón, 

vence las pasiones. Luego 

es un tan eficaz fuego 

que con el activo ardor, 

aunque atormenta el dolor,

le busca la voluntad.

Luego mirad si es verdad

que yo habré visto al Amor.

 

VENUS:

Las señas que das son buenas,

mas no le ve mi aflicción.

 

HOMBRE 1:

Es que yo en el corazón

le guardo porque lo quiero.

 

VENUS:

Fuerza será que le busque 

lo ansioso de mi cariño. (Canta.)

Y mi afecto repiten sus ançias.

¿Dónde estás Cupido? 

 

Sale cantando Cupido.

 

CUPIDO: 

Si pueden mis ansias (Canta.) 

cobrar el aliento 

de tristes congojas, 

de ansiosos recelos, 

que veo en los trajes 

frustrado mi imperio,

ajadas las flechas, 

heladas las llamas 

y el arpón sin fuerza.

 

Muda de tono.

 

Si no remedias, madre,

tanto daño prometo:

desgracias a mi vida, 

ruinas a mi imperio,

pues rendido el valor 

a tantos desconsuelos, 

obligan las congojas

que prorrumpa en lamentos 

diciendo ¡ay infelice, que me muero!

 

Cae como desmayado en brazos de Venus. 

 

VENUS: 

¡Ay! desdichada (Canta.)

de la que ve al Amor

en tal desgracia. 

Júpiter,9De la mitología griega. Júpiter es el dios de los cielos y el reino de los demás dioses. soberano

pues ves mi desconsuelo,

merezca tus piedades 

el acento afligido de mi ruego.

Mira como Cupido 

en mortales afectos

desmaya del valor

el activo y ardiente movimiento.

 

Sale mujer tercera. 

 

MUJER 3: 

Tus voces las sacras deidades (Canta.)

piadosas oyeron 

y en las alas del viento me envian 

a darte remedio,

estos trajes que viste la gala.

Manda por ellos,

que amor trueque10intercambia sus armas pues basta 

solo el aseo.

Vete luego y verás que el adorno

le da tanto esfuerzo 

que será al impulso del garbo 

el tiro mas cierto. (Vase.)

 

VENUS:

Ya que han oído mis ansias

los dioses, hacerles quiero 

sacrificio a sus deidades. 

celebrando mi contento

y así todos a mis voces

salid con los instrumentos

formando todos un baile 

en los sonoros acentos

repetid lo que yo digo.

 

Cantan y bailan.

 

El Amor ha trocado 

el arco y arpón 

por el miráme-lindo

y pícame-el-cor.

La venda y las alas 

también las trocó

por la escárpela 

y la inflamación.

La pedrada y rabia 

y airado furor 

por carcaj y aljaba

las trueca el Amor.

Diplomatic Transcription

70[r] 

Bayle delos trages, Personas que hab-

lan en el.

Venus.

El amor. 

tres mugeres.

dos hombres.

Musicos. 

Salen venus, y el Amor.

venus. Deque lloras niño hermoso

Refiereme tu tormento,

dame parte detus ançias,

Mira que esta padeciendo 

el coraçon, unas ançias      

en lo que duda el deseo;

dime pues loque te aflige

no me tengas mas suspenso

[70v]

el entendimiento, que 

Jusga mas en los recelos.

amor. Ay infelize demi, 

que en mi pasion no allo medio;

Y assi resuelben mis ançias

 todas dejarse al silençio.

venus. No es esse buen medio amor

para encontrar el remedio;

y assi, di loque te aflige

amor. Ya édicho que me resueluo,

atener siempre guardado

este dolor en el pecho.

venus. Ya que mis ançias no obligan

abra de entrar el precepto.

amor. Ya para que pones en estado

al que yo jusgue respeto,

de in obediencia, dire, 

que mi mal; mas ya no puedo

71[r]

proseguir, porque me falta 

la respiraçion, y el fuego,

que me abraça el coraçon,

me detiene los alientos.

venus. Prosigue, y no sedesmaye   

el valor alos primeros

açentos de la raçon.

amor. Digo pues que ya mi imperio,

poder, y grandeça, estan 

en tan sumo abatimiento,

que no aprobechan mis armas

desde que se introdugeron 

unas modas en España;

y assi deja, pues que viendo

estoy, de mi monarquia  

tan postrados los esfuerzos, 

que sienta, llore, y suspire.

venus. Que vanos son tus reçelos! 

[72v]

y porque te desengañes 

atiende, que mis açentos,

acordandote quien eres, 

te aran saber lo que puedes. tus trofeos.

Canta. tu eres amor el que osado,

llegaste al solio supremo 

de las divinas deydades, 

aturbar de su paz todo el soçiego.

tu al poderoso Jobe

hiçiste, que del regio 

doçel desugrandeza,

descendiese alo humilde de un deseo. 

Tu essa antorcha vrillante,

que ilustra todo el cielo 

herido de tus flechas 

se sugetaste a vivir sin lucimiento.

tu fuerte arpon hirio 

72[r]

El ateçado pecho 

de Pluton, que sus ançias.

hizieron mas activos los inçendios.

tu el tridente altivo

del cristalino reyno

no hizeste contus iras

que fuesen las espumas vivo fuego?

y assi detus ançias 

templa el recelo, 

porque nadie puede 

arruynar tu imperio.

amor. Veo que tienes raçon 

pero yo nunca la encuentro,

para alibiar mi dolor. 

por mas que busco q<ue> busco el consuelo;           

Sale una muger

Muger. Vive amor en esta casa?

Dezidlo por dios os ruego;

porque me trae un temor 

abuscarle por que ia atiempo;

[72v]

Que aflige mi coraçon:

mas ya proseguir no puedo;

venus. Aqui vive, proseguir

muger. digo pues venus que quiero,

que venga un rato conmigo;

porque yami pensamiento,

se cansa en una porfia,

y solo amor el remedio

puede dar, ami esperança.

venus. No as visto amor ya quan presto

Se an valido de tus armas. Vanse.

Salen los dos hombres.

homb. 1. Dime amigo D<o>n Lorenço 

estas mejor detus ançias.

homb. 2. Que siempre asde estar D<o>n Juan

gastando tan buena chanca. 

Salen el amor y la muger.

Y los hombres no reparan en la muger, ni en el al

mor, y estan como ablando. 

amor. Dime por no herrar el tiro 

73[r]

De la flecha que en la alxava 

tengo puesta el que áde ser

oy sacrifiçio atus aras. 

mug.   El que esta ala mano derecha 

pone el amor la flecha en el arco y queda co-

mo suspenso. 

amor. Pero ay demi que turbada 

La acçion, timido el braço

torçio el impulso que ayrada 

violencia es la que de tiene 

el fuerte impulso a tienpo a mi saña

pone otra flecha y sucede lomesmo. 

quiero ver esta que tiene

mas ligereça, y dorada

lapunta que siempre el oro

es el que mas abasalla

que esesto piadosos cielos 

hasta donde midesgracia 

a de llegar, que congoxa 

[73v]

muger. Que infeliz, y desgraçiada

que soy, ay amor. 

amor. Yalo veo

pero aun es mastirana 

la fortuna para mi.

pues me obliga a que me vaia. Vase.

homb. 1. Laque esta alli mepareçe 

debe ser D<oñ>a Esperança  

vamos por otro camino.

homb. 2. Çierto que son cosas raras

las vuestras, esso que importa.

homb. 1. No quiero se persuada 

que me cuesta algun cuydado.

sale la segunda muger vendiendo lo q<ue> dicen los 

versos. 

Mug. 2. Ay quien compre escarapelas 

inflamaçiones, y rabia 

picame el Cor, y furor

mira melindo, y pedradas. 

Mug. 1. Aunque contanto disgusto

me coge, quiero compralas

74[r]

venga quien vende los trages. 

Mug. 2. Es uste reyna quien llama

Mug. 1. Si. vaya diciendo los precios. 

Mug. 2. Escogiendo uste vaya

los que sean de su gusto.

Mug. 1.   Venga el furor, y la rabia. 

Vanse açercando los hombres açia donde estan las 

mugeres y reparan con cuydado

que hubo deser el primero

que mi deseo llevara

en fin como tengo zelos

hazia el furor van mis ançias.

a ora el picame cor. 

homb. 1. Que me hiere, que memata.

mug. 1.   Pedrada, y escarapela.

homb. 1. ay que me açierta en el alma. 

mug. 1.   Aora el mira melindo. 

homb. 1. Que nuebo afecto, que nueba ançia

va la brando en mi pasion 

que estando tan mal allada

[74v]

en el pecho la congoxa 

es mas tormento el dexarla 

D<o>n Lorenço, yomemuero

yalogro la soverana 

velleza ser omisida 

desta vida que atus plantas 

vasi alamuger

rendido ofrece. 

mug. 1. No, no prosigais que me basta

para usar de mis despreçios

y assi me retiro ayrada 

auisando a vuestro error 

que el no tomar mas vengança

es, que os dejo porquien soys. Vase.

y meretiro en fa da da

homb. 2. Guelgome veros rendido

y que ya proveis las ançias mañas 

y que las burlas del amor. 

sale venus cantando. 

Canta. buscando vengo al amor 

que ã rato que no le veo 

75[r]

y esta impaciente el deseo

ausente de su favor 

digan me señores 

si an visto al amor. 

homb. 1. Yo le hevisto hermosa venus.

homb. 2. Que diçes que es iluçion

que te fingen tus deseos

homb. 1. Digo que evisto al amor. 

homb. 2. Mira venus que se engaña 

venus. En vuestra contradiçion

se alla en mas dudas mi pena 

y assi deçid del amor 

las señas paraque os crea. 

homb. 1. Es amor de sasoçiego

que abasalla el coraçon 

atropella e la coraçon

vençe las paçiones luego 

es un tan eficaz fuego 

que con el activo ardor 

aunque atormenta el dolor 

[75v]

le busca la voluntad

luego mirad si es verdad

que yo evisto al amor 

que yo avre visto al amor. 

venus. Las señas que das son buenas

mas noleve mi afliccion. 

homb. 1. Esque yo en el coraçon 

leguardo porque loquiero. 

venus. Fuerça sera que le busque

lo ançioso de mi cariño

Canta. y mi afecto repiten sus ançias

donde estas Cupido. 

sale cantando Cupido.

Canta. Si pueden mis ançias

cobrar el aliento

de tristes congoxas 

de ançiosos reçelos

que veo en los trages 

fustrado mi imperio

axadas las flechas 

eladas las llamas 

76[r]

y el arpon sin fuerça.

muda de tono. Sino remedias madre 

tanto daño prometo

desgraçias ami vida

ruynas ami imperio 

pues rendido el valor

atantos desconsuelos

obligan las congoxas

que porrumpa en la mentos

diziendo ay infelize que me muero

cae como desmayado en braços de venus.

canta ven<u>s.  Ay desdichada 

dela que ve al amor

en tal desgraçia

Jupiter soverano

pues ves mi desconsuelo

meresca tus piedades

el accento afligido de mi ruego

mira como Cupido 

en mortales afectos 

[76v]

desmaya del valor 

el activo, y ardiente mobimiento. 

sale muger terçera.

Canta. Tus vozes las sacras deydades 

piadosas oyeron

y en las alas del viento me embian 

adarte remedio

estos trages que el aseo adorno viste la gala 

manda por ellos

que amor trueque sus armas pues basta 

solo el aseo

biste lluego, y veras que el adorno 

le da tanto esfuerço 

que sera al impulso del garvo

el tiro mas cierto. vase

venus. Yaque han oydo mis ançias 

los Dioses, hazerles quiero 

sacrifiçio asus deydades 

selebrando mi contento

y assi todos amis vozes 

77[r]

salid conlos insturmentos 

formado todos un vayle 

en los sonoros accentos

repetid loque yo digo

cantan, y vaylan. 

El amor atrocado

el arco y arpon

por el mira melindo

y picame el cor

la venda y las alas

tambien las troco 

porla escarapela

y la inflamaçion

la pedrada y rabia 

y ayrado furor

por carcax, y alxaba

las trueca el amor. 

Works by María Egual

Posted

12 December 2021

Last Updated

14 June 2022

References

References
1 We preserve the archaic spelling of infelice to maintain the metrical pattern (syllable count).
2 Se refiere a Jobe, el figura central del Libro de Jobe en la Biblia Santa.
3 bronceado
4 caja portátil para flechas
5 Una discusión donde los participantes tienden a insultarse. Típicamente ocurre entre mujeres.
6 Cor es una manera anticuada de decir corazón.
7 En este caso, tener celos se usa de una manera positiva que significa tener mucho entusiasmo.
8 enojada
9 De la mitología griega. Júpiter es el dios de los cielos y el reino de los demás dioses.
10 intercambia